Tasa Global de Fecundidad

 

Indicador: Tasa global de fecundidad

Definición: Es el número de hijos que en promedio tendría una mujer de una cohorte hipotética de mujeres que durante su vida fértil tuvieran sus hijos de acuerdo a las tasas de fecundidad por edad del período en estudio y no estuvieran expuestas a riesgos de mortalidad desde el nacimiento hasta el término del período fértil.

Cálculo: Suma de las tasas específicas de fecundidad por grupos quinquenales de edades de las mujeres entre 15 y 49 años, multiplicado por 5. Las tasas específicas se calculan haciendo el cociente entre el total de hijos tenidos por las mujeres de un grupo quinquenal y el total de mujeres de ese grupo de edades. A partir del censo, se calcula con las preguntas sobre el total de hijos tenidos y los hijos tenidos el último año, según edad de las mujeres, y aplicando un método desarrollado por Brass (más detalles, véase "Técnicas Indirectas de Estimación Demográfica", Manual X de Naciones Unidas, 1986).

Desagregación: Urbano-rural

Interpretación estadística: De manera sencilla, una tasa global de fecundidad de 3 suele interpretarse que las mujeres en edad fértil tienen un promedio de 3 hijos.

Interpretación contextual y pertinencia: Se debe considerar a la fecundidad en el contexto más amplio de la concepción del buen vivir indígena; en ella los hijos representan la posibilidad de la reproducción biológica y cultural continuamente amenazada, no en vano los hijos representan la continuación de la vida y de la naturaleza, donde todo es sexuado: masculino y femenino. Una fecundidad alta es por lo tanto un valor y un recurso que se asocia al tamaño ideal del hogar, al rol económico de los hijos, la supervivencia del grupo y el bienestar en general. Sin embargo, las condiciones difíciles de sobrevivencia, los cambios generacionales y la heterogeneidad de situaciones hacen que se deba contextualizar respecto a la factibilidad de alcanzar ese ideal o al deseo de disminuir el número de hijos.

Observaciones: Desde el punto de vista de los derechos a la autodeterminación para concebir y gestionar su vida y futuro, deberían ser los pueblos indígenas los que diseñaran sus propias políticas de población, sin que esto afecte los derechos reproductivos que siguen siendo derechos individuales gestionados a nivel de individuos y parejas.

 

Notas adicionales sobre el procesamiento censal: Las tasas consignadas constituyen estimaciones indirectas, basadas en información censal (método P/F de Brass); a su vez, se ajustaron según el valor oficial de referencia de cada país (Boletín Demográfico Nro. 76: "América Latina: Proyecciones de Población Urbana y Rural. 1970-2025", 2005, CEPAL/CELADE).

Brasil (2010): el indicador consignado corresponde a la población indígena captada en el censo general, puesto que en el censo indígena no se incluyó información sobre hijos nacidos el último año.

Costa Rica (2000): no se dispone el indicador puesto que el censo no incluyó información sobre hijos nacidos el último año, insumo requerido para su cálculo.

Paraguay (2002): Al momento de realizar el procesamiento de los datos, no se dispuso de información sobre hijos nacidos el último año para la población captada en censo indígena. Como la población censada en tales condiciones constituye el 98% de la población indígena total, no fue posible calcular el indicador respectivo.

Rep. Bolivariana de Venezuela (2001) y (2010): el indicador consignado corresponde a la población indígena captada en el censo general, puesto que en el censo indígena no se incluyó información sobre hijos nacidos el último año.